lunes, 28 de abril de 2008

Coneixements humans

Nos encontramos pasadas las puertas del siglo XXI y el mundo está patas arriba. Podríamos pensar que esto es cosa de los medios de comunicación que ahora informan de todo y con más dramatismo, pero que antes el mundo estaba igual solo que no nos percatábamos. Guerras las ha habido siempre y por desgracia seguramente las habrá siempre en alguna parte porque a la gente le interesa que sea así. La cuestión es que tenemos ese sentimiento de que ahora las cosas están muy movidas, muchas disputas, guerras, consumismo masivo, jóvenes sin valores,...Hace 30 años España tenía todavía muy reciente toda la herencia del periodo franquista, un periodo que, para bien o para mal, instauró unos valores en la sociedad española del momento, valores morales i sociales escondidos en una religión. Quien no cumplía esos valores, no cumplía con la Iglesia, pero aun menos con la sociedad. Algunos de esos valores eran la cristiandad, el respeto a los mayores, a los padres, profesores. Otros de esos valores eran el matrimonio como único pacto de amor válido, amor entre hombre y mujer, el sexo era algo íntimo de lo que no se hablaba, quien lo hacía era automáticamente tachado de grosero y misógino, y ese alguien perdía el favor de la sociedad. Otro de los grandes temas era la educación, para ser alguien de provecho el día de mañana había que ser buen estudiante, sacarse una carrera,.. Tener cultura general de las cosas... historia, música, deporte, arte, geografía... menos de idiomas, de idiomas los españoles no han levantado cabeza en 1000 años y no creo que lo hagamos en los próximos 30.Con todos esos valores asentados en el subconsciente de la sociedad y marcados como "el buen camino", la sociedad era un ente estable unido, tranquilo...


Ahora como todos sabemos es también estable, pero de otro modo... el individuo con los años ha dejado de temer al "qué dirán" y a pensar por si mismo, a cuestionarse los porqués de las cosas de la vida y a actuar por su propio pie. Cuando muchos individuos han ignorado los valores establecidos, estos mismos valores han empezado a tambalearse, a perder fuerza entre la gente... y parece, si se compara el presente con el pasado, que se ha perdido toda cohesión o lógica.

Os preguntareis a que viene todo eso, puesto que no es de esa transición de lo que quiero reflexionar. Como resultado de estos cambios una persona puede intentar construirse su porvenir a los 16 años, con o sin la educación mínima obligatoria. Antes he comentado que no era así. Era todo mas organizado, estudiabas, te sacabas una carrera, un master, un “loquesea” y te ibas a trabajar de lo primero que saliera y en el puesto mas bajo posible, "No empezaremos la casa por el tejado" te decían, cobrando cuatro duros y con una hipoteca a 10-15 años como mucho. Listo. Tenías 25-30 años y tenias lo más básico de tu vida garantizado, casa y trabajo.

Ahora el cuento es otro, todos lo sabemos y vamos de culo por ello.

Queremos lo mismo, un buen trabajo y un hogar, pero las normas han cambiado. Oigo a mis jefes hablar de que los jóvenes nada mas salir de la Universidad, sin experiencia laboral alguna buscan trabajos de buen horario (8 a 3, lunes a viernes), con 14 pagas y 1200€ de sueldo y que no aceptan por menos. Oigo de gente que dice que es muy polivalente y que saber hacer de todo, y de otra que dice que domina un tema como pocos. A todo eso yo me pregunto: ¿Qué es mejor? ¿Saber mucho de algo o saber un poco de todo? Voy a analizarlo un poco.

Seguramente el campo con más peso para estas preguntas sea el campo laboral.

La gente que sabe mucho acerca de un tipo de trabajo o que tiene mucha experiencia, a menuda es gente que desconoce completamente cualquier otro tipo de trabajo. Eso tiene sus ventajas, puesto que esas personas en su campo serán muy competentes y si lo hacen bien, pueden llegar a ocupar cargos importantes en el sector. Por otro lado hay que resaltar que la sociedad hoy en día se mueve mucho, cambia constantemente, y uno de los resultados ante eso es que la gente cambia con mayor frecuencia de trabajo, de ámbito, de sector... con lo cual esa gente quizás tenga problemas. Antes conseguías un trabajo y era para toda la vida. Ahora el contrato es siempre o "temporal" o "indefinido", con lo cual te puedes ver en la calle de un día para otro. Si se es bueno hay que serlo del todo, porque a medias, uno se queda en la calle a la primera de turno.Fuera del ámbito laboral vemos que hay mucha gente así: el español de media sabe mucho de fútbol, sabe mucho de coches y motos, y nada o menos de inglés, matemáticas, o arte, por poner algunos ejemplos. ¿Hasta que punto es eso aceptable?

El otro gran lado es el de la gente que sabe un poco de todo y mucho de nada. La gran mayoría de la gente debemos de estar en una variante de ese grupo a nivel laboral que es que sabemos un poco de algunas cosas y ya. En contraposición con el primer grupo a este sector no le traumatiza cambiar de tipo de trabajo si debe hacerlo, puesto que se adapta con menor dificultad al nuevo trabajo. Por desgracia se trata de gente que no destaca en prácticamente nada y eso tampoco es bueno.En la vida la gente así, entre los cuales se incluye servidor, suele ser gente polivalente, gente que se adapta un poco a todo, pero se trata de gente que no destaca, que no sale del montón. En el caso del pobre autor de ese blog, que espera que guste de leer, sabe de varias cosas como instrumentos musicales, ordenadores, dibujo, amores, baloncesto, videojuegos, chistes, conducción, cultura general, economía y demás, pero en ninguno de esos campos el autor puede decir de dominar o tener voz o voto en alguno de ellos, tan sólo los conoce, los ha tratado un poco, sabe de qué tratan, pero no llamara la atención de nadie por que no destaca en ninguno de ellos.

Suponemos pues que como en todo el ideal sería un punto intermedio entre los dos estados expuestos previamente. Seria cuestión de saber un poco de todo y dominar uno o algunos temas con profundidad. Esto permitiría que la persona se desenvolviese bien en cualquier sitio y situación, mientras que tiene la seguridad que cuando quiera puede agarrarse a lo que conoce en detalle para asegurar su supervivencia y autoestima.


En ese momento se plantea otra cuestión: ¿La gente quiere "saber" o tener conocimientos en distinto grado? ¿Porque?
¿Porque hay gente que valora el conocimiento más que otra? ¿Podría ser que la gente que decide controlar un tema en profundidad lo haga por el hecho de apagar el miedo o la angustia del volumen económico necesario para vivir dignamente en los próximos años? ¿Saber de algo muchísimo para ganar dinero y paliar así el color negro que le vemos al futuro, con tanta hipoteca y con tanto gasto?
¿Puede ser que la gente que decida valorar el conocimiento como tal, lo haga sin afán de lucro, solo para su tranquilidad espiritual, y por eso se dedique a aprender cosas nuevas cada día?¿Puede ser que sea todo eso tergiversado? ¿Puede ser para tener la sensación uno mismo de que es útil en esta vida y que se le necesita?¿Cuál es vuestro punto de vista? ¿Cómo sois? ¿Por qué sois como sois y no de otro modo?Dejad vuestras opiniones. Uno solo no puede sacar conclusiones con un solo punto de vista. Hace falta objetivizar todo este concepto y no hay mejor manera que conociendo muchos puntos de vista diferentes al propio, entenderlos y aceptarlos.Espero opiniones ;)

miércoles, 23 de abril de 2008

Por ellas


Hoy me siento romántico.

Me siento romántico con ganas. Resulta que hoy es "la diada de Sant Jordi", dia especial en Cataluña porque Sant Jordi es el patron de ésta.

Quien más quien menos conoce un poco la leyenda de Sant Jordi y el dragón, la sangre y la rosa.
Manda la tradición de regalar los caballeros a las damas una rosa en señal de amor, y de las damas de obsequiar con un libro a los varones si éstos lo merecen.



Yo por mi parte, siento ganas de regalar rosas a todas esas mujeres que en algun momento de mi vida me han enternecido el corazón. Mujeres, chicas, y alguna que otra niña que tansólo por ser como son se han ganado mi respeto por mucho tiempo. No son pocas. Tampoco son incontables. Son especiales. No es ningún rollo machista de querer que me quieran muchas mujeres. Es un tema de respeto y admiracion. Las mujeres son seguramente, juntamente con algun animal en peligro de extincion, de los seres más inteligentes del planeta. Lejos quedamos los hombres, que parecen listos por saber usar la fuerza bruta mejor que nadie y que en realidad sin una mujer un hombre no es nadie. Hablo en terminos de genero, amor y respeto, así que no me metais a los homosexuales en esto. Si ellos se sienten mujer, es que son quizas de los mas listos de los hombres.



Bien, pues por este motivo el blog hoy me gustaria dedicarlo a todas las mujeres que han hecho que hoy dia sea como soy.

Va por mi novia, a quien quiero y respeto más que a nada. Va por mis madres, las dos ;). Va por esa chica de Lleida de quien tan buenos recuerdos tengo. Va por mis infermeras de Girona, las de Cassà y por la de Figueres, que aunque no las veo casi nunca las quiero y respeto mucho. Va por las de Torroella y comarca, por brindarme las mas grandes felicidades. Va por mis primas, a las quien quiero por lo pequeñas e inmensamente grandes que son.

A vosotras os dedico el post, porque a vuestro lado he sido feliz, y cada vez que me acuerdo de cada una de vosotras se me escapa una sonrisa.



Feliz día de Sant Jordi!

lunes, 14 de abril de 2008

Yo? La guitarra!

La guitarra es un instrumento musical muy popular, yo como tantísimos otros, también hago mis chapuzas con una guitarra. Hace muchos años que "toco" la guitarra. Digo "toco" porque, aunque tengo mis conocimientos básicos, en realidad no me sale demasiado bien, pero aún así me gusta tocarla.

Me esnseñó a tocar mi padre cuando yo era un chavalín. Un día así de pronto me entraron ganas de aprender, puesto que admiraba como lo hacía mi padre. Él me enseñó el acorde de La Mayor, uno de los primeros que se aprenden, junto con el Mi mayor, con los cuales estuve batallando durante días intentando que mis dedos hicieran lo que yo quería, pero hacían lo que les daba la gana. Con unas semanas más, los acordes por si solos ya sonaban. Eso estuvo bien. Me sentí importante. Luego vino "el más dificil todavía": cambiar de un acorde a otro a la velocidad requerida para no parar una cancion. Ésto sí que me llevó tiempo. Tenía que poner tres dedos de golpe encima de las cuerdas en el orden correcto, viniendo de una posición totalmente diferente. Al principio tardava como 5-10 segundos en poner cada dedo en su sitio i luego seguir tocando. Con tiempo paciencia y 5 minutos cada día al llegar del cole acabó por salirme bien. Paralelamente también estaba memorizando la melodía de la primera parte de "El romance anónimo" tocada en la cuerda más delgada (la primera). És una pieza para guitarra muy famosa que tocada a una cuerda pues resulta bastante sencilla de aprender. Entonces quise seguir aprendiendo, y para eso quise tener mi propia guitarra. Mi padre me dijo que le demostrara que realmente queria aprender, que no la dejaría tirada por la habitación a las dos semanas de tenerla. Me preparé bien el examen y lo pasé. Así conseguí mi primera guitarra, una guitarra de tamaño reducido para niños comprada en el "Cortinglés", en la sección de cassetes y cintas VHS.. por entonces quizás hubiera alguna BETA por allí circulando todavía. Mi guitarra me íba muy bien, el mástil era más delgado y era mas sencillo formar acordes. Así és como empecé.


Me estaba preguntando a mi mismo, ¿por qué me gusta escuchar y oír la guitarra? Porque me gusta; española, acústica, electrica, con efectos, sin ellos, me gusta y me pregunto porqué.

De hecho a mí me gustaria ser capaz de tocar cualquier instrumento y de hacer música con él. Y lo intento siempre con cada instrumento que me llega a las manos. De algún modo, pero, la guitarra me tiene atrapado. No os imaginais como he llegado a sentirme de vivo con una guitarra. En algunos de los momentos mas tristes de mi vida, cogía la guitarra y empezava a cantar casi llorando, mientras rascaba las cuerdas mas fuerte que nunca al son de "la casa de Nueva Orleans". Tocando animado en otras ocasiones he llegado a desgraciarme un poco los dedos, por tocar "mal". Recuerdo que algunas mañanas de bachillerato a las 4 y media, después de estudiar matematicas durante toda la noche, coger la guitarra antes de caer dormido, pegar la oreja al cuerpo, y tocar una canción lenta y dulce usando el resonar de las cuerdas como regalo, descanso, y ralajación de todo mi ser. No recuerdo como fué el examen, pero me dormí tranquilo.

Siempre me he sentido muy incompleto como guitarrista porque me falta mucha formación básica a nivel musical. Quienes no sabían tocar alucinaban con lo poco que tocaba, pero si veía a alguien que sabía que tocaba mejor que yo por allí, entonces me sentía como un estafador vendiendo bisuteria delante de un Tous.


El año pasado por fín fuí a tomar clases de guitarra y quedé muy satisfecho. Creía que tenía que aprender, pero a cada classe tenia mas claro que cada vez me quedaba más por aprender que la clase anterior. Tuve un chaval de profe que en cuánto lo ví pense que me tomaban el pelo. Me esperaba un hombre de mediana edad. Me encontré un chaval con chupa de cuero y pelopincho. Al final reslutó que ese tío sabe una infinidad de cosas sobre guitarra. Tardó nada y menos en dejar a la altura del betún los guitarristas que yo tenía como 'los más grandes': Vai, Satriani, Malmsteem... para demostrarmelo me hizo aprender una canción de Satriani. Y el principio no me sale mal no. Me citó otros nombres realmente más buenos como B.B.King, Gary Moore, Al di Meola, Pat Metheny... Me gustaría poder tener el año que viene algún rato para ir otra vez a clase con ese profesor. Por cierto, se llama Aleix Pujol y ésta es su web: http://www.aleixpujol.com/
Espero que tarde o temprano, algun día tendre algunos temas propios, si aún mantengo el blog ya colgare los mp3 por si os queréis torturar los oídos un rato.
Bien, sea como fuere, a mi me gusta este instrumento y quiero poder decir algún día que lo toco dignamente.

Para terminar os dejo un video de un hombre que toca de maravilla: Ande McKee

video

miércoles, 9 de abril de 2008

Sentimientos primaverales



Cuando llega la época en la que todo debería de quedar cubierto de flores de mil colores y el cielo debería de ofrecer un azul sin fin, cuando las temperaturas suben y ya se puede uno despojar de los bastos abrigos u otras prendas para combatir el frío, cuando el revolotear matutino de cientos de golondrinas nos despierta con una sensación de vida sin igual, entonces se dice que ha llegado la primavera.

La primavera es una de las tres estaciones del año que se nos vende como algo único y bueno, se crean miles de anuncios, refranes y eslóganes basándose en lo bonita que puede llegar a ser la primavera. Incluso para aquellos que pudieran tener algún contratiempo con ella, padeciendo alergia al polen y demás partículas del aire, se les ofrecen una gran variedad de soluciones para así poder entrar en ese grupo de la sociedad que predica su felicidad gracias a la primavera.
Cierto es que la primavera solía traer una sensación de mejoría a nuestras vidas, puesto que en invierno uno no esta muy a gusto al aire libre si no va bien abrigado, sobretodo años atrás. Hoy por hoy con tal de favorecer el consumo masivo de bienes materiales se procura forzar a la gente a pensar que tanto primavera como verano e invierno están para gastar, ir a la moda y creer que se es alguien con esos bienes materiales. La estación restante es la que quizás no sea tan proclamada, el otoño. Si que hay publicidad sobre el otoño (quién no ha escuchado nunca: "Ya es otoño en el Corte Inglés. Por la compra de dos lotes de anchoas LaCamerunense llévese gratis un juego de calcetines."). Aún así no es seguramente la estación más reclamada por las agencias publicitarias.

Ayer descubrí que el mejor de los paisajes primaverales te puede crear sensación de tristeza o impotencia si no llevas los ánimos dispuestos a gozar de éste. Me sentí fatal. El paisaje era inmejorable, no había nubes en abundancia, la visibilidad era basta y los colores rebosaban alegría y vida por todas partes. Y yo de camino a la oficina a encerrarme ocho horas.

A nivel de conclusiones, un servidor piensa que por más cosas que haga el ser humano en primavera,verano o cualquier estación del año, nuca se podrá equiparar con las que hace la Madre Naturaleza. Por eso, si tenéis un momento estos días, salid de la urbe, id al monte al campo o cualquier zona mínimamente natural y contemplad la belleza de la vida. Os daréis cuenta de que aún a pesar del daño que hace el hombre, la vida y la naturaleza siguen por todas partes! 

Frase cursi del final: 

"Que bello es vivir cuando te das cuenta de ello".

martes, 8 de abril de 2008

Mi primera Vez

Bien, como pasaba con el correo de la vaca o del anuncio del coche ésta es también mi primera vez. El matiz es que en mi caso se trata de un blog. Por qué lo escribo? Algún día espero poder tener respuesta para eso. Por qué me he decidido por un blog? Imagino por la influencia y la excitación de saber que tendré ( almenos por un tiempo ) entre 0 y 3 lectores fijos.

De qué voy a hablar, o sobre qué voy a escribir? No tengo ni idea. Me imagino que lo usaré como vía de salida a mi día a día y de ese modo poner en orden todo lo que me pasa por mi peculiar cabeza, que no es poco.

No os preocupéis demasiado por el aspecto, ya lo arreglare si lo creo necesario. O si lo creéis vosotr@s vamos, no tengo ningún problema en recibir consejos, opiniones, insultos y demás.

Bien. Espero que si alguien entra a leer el blog no sienta la imperiosa necesidad de salir de aquí cuanto antes mejor. Por eso es que he decidido prescindir de todo chiste que conozco. Quien me conoce sabe a qué me refiero. Hablaré de ello con más calma en otro momento. Voy a trastear el site a ver que tal funciona.

See ya!